Conoce más de nosotros

Columnas Escritas

Los monólogos de la Martina

Published

on

Twitter
Visit Us
Follow Me
You Tube
Instagram
  • ALITO Y SU INSENSIBILIDAD POLÍTICA Y HUMANA.
  • LA “RENUNCIA” DE ANÍBAL OSTOA
  • EL CACHORRO SANTINI, EL ÚLTIMO LIDERAZGO AL INTERIOR DEL P.R.I.

En tiempos trágicos, dramáticos, en donde el espanto de una tercera guerra mundial amenaza, el paisano Alito, alias Alejandro Moreno Cárdenas (parientes y paisanos no son escogibles), sigue con su discurso de amenaza y de expulsión de las filas de lo que queda del P.R.I. a los ex gobernadores de ese partido que acepten embajadas.

Entre esos amenazados está, off course, su ex cómplice de infamias y actos de corrupción, el gobernador sustituto-interino, Carlos Miguel Aysa González, a quien si no le dan frío las amenazas de Alito, sería el nuevo embajador de México en República Dominicana.

Al presidir el acarreo del que fue el evento 93 de conmemoración de la fundación del P.R.I. Alito simplemente se olvidó del drama y los horrores en Ucrania con la invasión de Rusia y Putín, con todo lo que esto representa en cuanto a la amenaza de la paz mundial, y enfocó su patético discurso a continuar amenazando a ex gobernadores priístas propuestos como embajadores, al señalar en retórica infame: “quienes quieran servir a México, (que) lo hagan desde el partido, y no a miles de kilómetros de la frontera, en la comodidad de una embajada”

¿Así o más demagógico? … Y si me apuran quienes bien lo conocen, más falso y más cínico.

Eso, por una parte.

Por otra, poseso de la amnesia en cuanto a los sucesos bélicos de Ucrania, Alito volvió a las andadas al retornar al circo de sus “posibilidades” de ser el próximo candidato del P.R.I. a la presidencia de México y, en el colmo del optimismo desbordado que pervive en él, ganar la elección ¡mon dieu!, ganar la elección presidencial, cuando ya no podría ganar siquiera ahora la gubernatura de Campeche, si la reelección fuera posible.

Alito, pese a su actual ubicación en el plano político nacional, no deja de ser un político aldeano, rudimentario, un Tartufo de la célebre obra de Molliere, que alguna vez pudo engañar a muchos algún tiempo, a algunos mucho tiempo, y a unos cuantos ingenuos aún. Pero no por mucho tiempo más.

Aunque para que luego no se nos acuse de ingenuos, habría que adelantar la posibilidad de que todo esto de la búsqueda de la presidencia de México por parte de Alito no sea más que una estrategia para engañar a incautos de la política, y ser en 2004 candidato plurinominal al Senado de la República, para seguir gozando del fuero constitucional que hoy ostenta y continuar en la impunidad en lo que a su paso por la gubernatura de Campeche se refiere.

… Y mientras todo esto sucede, Alito se da tiempo para continuar con la labor de zapa y desprestigo de la gobernadora Layda Sansores, desde los 3 medios de comunicación por redes sociales, que envileció y alimentó con recursos del gobierno del estado, esto es, de nuestros impuestos, durante los casi 4 años que ¿gobernó?, para luego dejarle la papa caliente de sus cuentas y renglones torcidos al ingenuo Aysa, quien en realidad lo único que deseaba era algún día ser alcalde de Palizada.

     LA "RENUNCIA" DE ANÍBAL OSTOA

De entrada, habría que decir que al Secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa, parafraseando al estrábico divino Jean Paul Sartre, no lo corroe el chancro del poder.

¿Por qué tal afirmación?, porque simplemente es así.

Ostoa está en el cargo en el que decidió ubicarlo la gobernadora Layda Sansores por su lealtad, su oficio político, su ya vasto conocimiento de la política y los políticos campechanos; su acompañamiento a la hoy mandataria por largos, largos años, desde que ella inició su lucha por llegar a la gubernatura, entre otras acciones que avalan su estancia en esa cartera de jefe de gabinete y principal operador político del Laydismo.

Así de sencillo. Como sencillo para Aníbal Ostoa sería dejar mañana o cualquier otro día, mes o año el cargo porque, se insiste, no lo guía la ambición de poder.

Simplemente, Aníbal regresaría al Senado sin resentimientos ni afanes revanchistas. Bien lo sabe, como también lo sabe su jefa, la gobernadora Layda Sansores

Aníbal sabe también que, de permanecer en ese puesto los 5 años y 6 meses que le restan al gobierno del jaguar, su carrera política habrá terminado junto con la de la hoy gobernadora. Y entonces, habrá de retirarse tranquilamente a casa, como el hombre tranquilo, reposado y sencillo que es.

En los días recientes, se orquestó una campaña sin ningún sustento, de que Aníbal Ostoa renunciaría a su cargo de Secretario de Gobierno.

No se hablaba de los pecados mortales o veniales que habría cometido Aníbal para ser renunciado. Sencillamente era algo así cómo el “dadme el nombre y yo invento la calumnia” del argot periodístico del bajo mundo.

La lectura política que se le pudiera dar a toda esta suerte de conspiración, eventual fuego amigo o enemigo, es la búsqueda del debilitamiento y la división al interior del gabinete de la gobernadora Sansores San Román, a través de rumores malsanos y disparos de misiles en contra de su secretario de gobierno, de todos sus colaboradores, el más probado en lealtad y operación política.

La elucubración política perversa, a menos de 6 meses, ¡6 meses, ¡caraxo!, del actual gobierno, que a sus felinos adversarios de Angora, no tiene forma de dejar contentos.

            EL CACHORRO SANTINI

Tras el demoledor golpe que significó la pérdida de la gubernatura de Campeche luego de una centuria, lo más rescatable y lo más parecido a un líder y alguien que pueda rescatar de sus cenizas al P.R.I. en Campeche, es el hoy dirigente estatal de ese partido, que lleva por mote “el cachorro” , y por nombre Ramón Cuauhtémoc Santini Cobos.

Y párele de contar. No hay más.

Bueno sería que desde ahora lo entendieran de esa manera los sobrevivientes priístas con cargos de diputados locales y dirigentes partidistas que acompañan al carismático cachorro Santini en el P.R.I., quien apenas ayer refrendó su liderazgo en ese partido al ser electo para un segundo período que fenece en el 2023.

Una vez terminado ese período, toda lógica política hace pensar en las muy amplias posibilidades del cachorro Santini para ser el candidato priísta natural a la alcaldía de Campeche, contrincante del parrandero, mujeriego y hombreriego Eliseo, y de quien resulte ser el candidato de MORENA a ese cargo.

Hasta la próxima, bienamados lectores de redes sociales, feis, twiter, diversas paginas que brindan al tal Nico generosa hospitalidad, así como mis amigos de what sap y messenger. Que sigan pasando bien su domingo.

Twitter
Visit Us
Follow Me
You Tube
Instagram
Continue Reading
Publicidad
Presiona para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Lo más Visto

Copyright © 2021 Cauce Campeche. Diseñado por Sin Contexto.