Conoce más de nosotros

Columnas Escritas

Lo que dicen los columnistas

Published

on

Twitter
Visit Us
Follow Me
You Tube
Instagram

El Internet para todos de la CFE

Jorge Bravo

Proceso

En mayo de 2020 Altán Redes firmó con CFE TEIT un contrato de servicios mayoristas, convirtiendo a la empresa del Estado en un Operador Móvil Virtual de la Red Compartida.

Desató interrogantes el lanzamiento de los paquetes comerciales de la empresa estatal CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE TEIT). Lo que más preocupó fue que los nuevos servicios de telefonía e Internet móvil -que van de los 30 a los 2100 pesos- compitan con los operadores de telecomunicaciones en mercados ya conectados.

Recuerde que CFE TEIT, empresa productiva subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad, se creó en agosto de 2019 y un mes después recibió del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) un título de concesión única de uso público (no comercial) sin fines de lucro por 30 años.

En mayo de 2020 Altán Redes firmó con CFE TEIT un contrato de servicios mayoristas, convirtiendo a la empresa del Estado en un Operador Móvil Virtual de la Red Compartida.

En junio de 2020 la empresa informó al regulador que comenzó a ofrecer Internet en sitios públicos, aquellos a cargo de dependencias o entidades federales, estatales, municipales o bajo programas públicos de cualquiera de los tres órdenes de gobierno como centros educativos, de salud, oficinas gubernamentales, centros comunitarios, plazas públicas o parques.

Pero la telefonía y el Internet móvil a consumidores finales son otra cosa. Para prestar servicios móviles a clientes como si fuera un Telcel, un AT&T o Movistar, CFE TEIT funciona mediante la figura de Operador Móvil Virtual. Es un proveedor sin infraestructura de red propia (sin espectro radioeléctrico, sin torres ni antenas) que utiliza la capacidad mayorista de Altán Redes.

En julio de 2021 CFE TEIT avisó al IFT el inicio de prestación de servicios de telefonía móvil en 121 mil 407 localidades de escasa población en todo el territorio nacional. De acuerdo con su título de concesión, CFE TEIT puede iniciar operaciones y proveer servicios móviles a nivel nacional, excepto en localidades que ya tengan conectividad, es decir, no puede hacerlo donde ya exista acceso a Internet fijo, donde haya redes móviles privadas o servicios de Internet vía satélite.

CFE TEIT no puede prestar servicios en localidades previamente conectadas por el principio de neutralidad a la competencia, la «obligación del Estado de no generar distorsiones al mercado como consecuencia de la propiedad pública”.

El IFT es el responsable de observar, investigar y evaluar que la empresa cumpla con la neutralidad competitiva; en tanto que CFE TEIT debe ser transparente respecto de las aportaciones, apoyos, subsidios y transferencias que reciba de los estados y otras autoridades públicas.

CFE TEIT vende tarjetas SIM y recargas. Todavía no comercializa teléfonos celulares, lo cual requeriría una cuantiosa inversión. De arranque, el servicio de telefonía móvil de CFE TEIT se puede contratar en 47 sucursales autorizadas de Telecomm. Además, se pueden realizar recargas en 16,136 pequeños comercios y en otras 1,637 instalaciones de Telecomm en el país.

Aunque CFE TEIT todavía no ha invertido en publicidad y mercadotecnia, sus paquetes de telefonía, SMS e Internet se llaman “súmate” y en su página de Internet se anuncia como “la red del pueblo de México”. Incluso llama a sus futuros clientes a portar su número móvil y a sumarse a CFE TEIT. También se puede consultar la compatibilidad de los smartphones con las tarjetas SIM. Yo lo hice y mi teléfono sí es compatible con la red.

La pregunta principal es si CFE TEIT transgrede la neutralidad a la competencia y si compite directamente con operadores de telecomunicaciones y proveedores móviles ya establecidos.

La respuesta es que CFE TEIT está siendo disruptivo e innovador y eso es positivo para cualquier mercado. La empresa está abriendo nuevos segmentos de mercado con ofertas de valor, ya sea para poblaciones apartadas sin cobertura o para usuarios de escasos recursos, además de que contribuye a cerrar la brecha digital, un objetivo social de la empresa. Eventualmente, los operadores pueden acceder a esos mercados no suficientemente atendidos por ellos mismos.

Su título de concesión es sin fines de lucro, pero no se confundan: no significa que CFE TEIT no obtenga ganancias, al contrario. Una organización sin fines de lucro es aquella que produce bienes y/o servicios, obtiene ganancias y además reinvierte las utilidades en la propia organización para ganar aún más dinero y seguir funcionando.

Sin fines de lucro significa que todo el dinero conseguido a través de la venta de tarjetas SIM, recargas y otros servicios futuros debe regresar íntegro a la empresa. Implica que no se reparten ganancias a los accionistas o socios, porque CFE TEIT no tiene socios. El dueño es el Estado. Incluso, las organizaciones sin fines de lucro pueden estar exentas de pagar impuestos.

Algunos se quejan de que CFE TEIT comience a vender paquetes de telefonía e Internet en localidades donde ya existe cobertura. Sin embargo, el hecho de que existan redes de telecomunicaciones no significa que la población esté conectada o pueda acceder a servicios móviles a precios asequibles. Esa es una oportunidad para la empresa de Internet de AMLO.

Además, la principal cualidad de los servicios de telefonía e Internet móviles es su ubicuidad, que los usuarios puedan hacer uso del servicio, llamar y navegar por Internet en cualquier lugar, en función de la cobertura de la red. Actualmente, la cobertura de Altán Redes es de 70% de la población, equivalente a 79.9 millones de personas, incluidos 87 Pueblos Mágicos.

Incluso CFE TEIT incurrirá en costos operativos, porque seguramente las llamadas de sus clientes terminarán en las redes de los operadores móviles, aportándoles un ingreso por interconexión.

El paquete Amigo Sin Límite de 150 pesos en Telcel incluye 2 GB para navegar por Internet, minutos, mensajes y redes sociales ilimitadas por 26 días. El paquete Súmate CFE TEIT de 150 pesos incluye 8 GB, 1500 minutos para llamar, 500 SMS, pero sin navegación ilimitada en redes sociales por 30 días.

Prácticamente, es el mismo paquete por el mismo precio, lo que cambia es la estrategia comercial. Telcel juega con la mercadotecnia de las redes sociales ilimitadas, pero con 2 GB de Internet. En cambio, CFE TEIT ofrece 8 GB de navegación, posiblemente para consumirlos en redes sociales.

En algunos países los servicios públicos son sin fines de lucro porque no buscan un beneficio económico, sino proveer servicios básicos a la población; el beneficio es social, no económico. Esa es la vocación de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, independientemente de dónde preste el servicio.

Arsenal

El panista que mejor habla de López Obrador

Francisco Garfias

Excelsior

El panista Mauricio Vila, 42 años, no sólo es el gobernador mejor calificado en la mayoría de las encuestas. Es un panista muy sui generis. Habla bien del presidente López Obrador y se declara agradecido con él. Marko Cortés, jefe nacional de ese partido, dice que es una de las mejores cartas que tiene el PAN para la elección presidencial. “Nada más falta que diga ‘voy’ y se empiece a mover”, declaró en una gira de trabajo por Yucatán. Hablamos la noche del lunes con el gobernador de Yucatán. Lo primero que nos llamó la atención fueron los buenos términos que utilizó al referirse al Presidente de la República, algo muy inusual en un opositor.

Tiene motivos para estar agradecido. El Tren Maya es uno. Vila está convencido de que la obra ofrece la oportunidad de jalar hacia su estado a una parte de los millones de turistas que visitan Cancún, Tulum o Playa del Carmen. Hay más: dos centrales termoeléctricas en vías de construcción, la ampliación de Puerto Progreso, la llegada de más gas natural, el Gran Parque La Plancha, el proyecto del nuevo transporte público en Mérida. “Yo le agradezco mucho al Presidente porque creo que ha tratado a Yucatán muy justamente. Siempre nos ha escuchado, siempre hemos tenido la oportunidad de dialogar con él, de explicarle nuestra situación.

“Eso nos ha permitido tener proyectos muy importantes que trabajamos de la mano del gobierno federal. Esa buena relación, fruto del diálogo, ha sido con mucho respeto”. El Presidente visita Yucatán por lo menos una vez por mes para supervisar el proyecto del Tren Maya. “Ha sido justo con Yucatán y, en ese sentido, hay un agradecimiento con él”, reitera.

Según Vila, el Tren Maya tiene el apoyo de un 84% de la población, no sólo de su estado, sino de Chiapas, Campeche, Tabasco y Quintana Roo.

A lo largo de la charla, que se prolongó hora y media, el mandatario se muestra como un hombre comprometido y aterrizado. Le preguntamos sobre sus aspiraciones presidenciales.

“Es temprano todavía para estar viendo esto, sobre todo cuando se tiene la responsabilidad de ser gobernador de un estado”, responde.

Y da razones: “En Yucatán tenemos muchos proyectos pendientes que queremos terminar. Lo más importante es que hoy no se trata de quién quiere, sino de quién puede. Pero también se trata de quién tiene resultados. Creo que, si hoy se habla de la posibilidad, es porque Yucatán tiene resultados. Hay que esperar un poco más, seguir dando resultados, seguir concretando proyectos en el estado y, en su momento, por supuesto que estoy dispuesto a aportar mi granito para que la alianza o el PAN, en su caso, pueda ganar la Presidencia de la República.

“De mi parte es temprano, creo que el partido tiene que seguir corriendo sus procesos. Tiene que ser un candidato que embone bien con la ciudadanía, que lo vean bien el PRI y el PRD, que lo vea bien el PAN. Lo que hoy debemos de hacer todos los que estamos en la alianza es poner nuestras canicas para que ésta crezca y que, cuando haya una candidata o candidato, tengamos más posibilidades de éxito. Si en algún momento resultara que Vila tiene posibilidades, por supuesto que exploraríamos la posibilidad. Pero un tema de que diga yo ya estoy listo y vámonos, no. Tenemos la responsabilidad de dar resultados a los yucatecos; seguir mejorando sus vidas, sobre todo después de los años tan difíciles que hemos vivido con la pandemia. Uno no puede ser gobernador y andar haciendo campaña por todo el país, porque en ese momento estás desatendiendo las necesidades de tu estado”, remató el mandatario.

* Nos llegan noticias desde Tabasco sobre la “cacería de brujas”, que atribuyen al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, aspirante a la candidatura presidencial de Morena, contra funcionarios estatales que apoyan a Claudia Sheinbaum, consentida de Palacio hacia 2024. El gobernador Carlos Manuel Merino cesó a la titular de la Sedener, Sheila Cadena Nieto, y al coordinador estatal para la Regulación de la Tenencia de la Tierra, Francisco Sánchez Ramos.

Ambos funcionarios, junto con Javier May, titular del Fonatur y encargado del Tren Maya, se pronunciaron a favor de Sheinbaum. Sánchez Ramos lamentó en un escrito que su salida sea promovida por una preferencia política legítima y en uso de sus libertades ciudadanas. “Estos actos reflejan el rostro de la intolerancia no propia de una administración surgida de un movimiento democrático que, por años, hemos venido fortaleciendo, y que no coincide con los ideales de nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador. La doctrina del ‘sí, señor’ no ha sido ni será parte de mi personalidad”, escribió.

Así andan las cosas en Morena a un año 10 meses de las elecciones presidenciales.

Juegos de poder

La escasísima efectividad de la Guardia Nacional

Leo Zuckermann

Excelsior

Distraídos por la violencia en el país y el nuevo informe sobre el caso Ayotzinapa, se ha silenciado el debate sobre la intención del presidente López Obrador de adscribir la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para hacer de jure lo que ya existe de facto. En mi programa de televisión he entrevistado a expertos en seguridad que están a favor y en contra de la propuesta presidencial. (Todos, por cierto, critican que López Obrador lo intente a través de un decreto del Ejecutivo o modificando las leyes secundarias; todos coinciden que la manera de hacerlo es reformando la Constitución). Pero, independientemente de cómo se haga, hay una nueva pregunta de fondo: para qué sirve la Guardia Nacional.

Uno de los más destacados expertos en este tema, Eduardo Guerrero, me dijo que, debido al tamaño y naturaleza de muchos grupos del crimen organizado en México, algunos de los cuales ya se encuentran militarizados, los únicos agentes del Estado con capacidad de enfrentarlos son las Fuerzas Armadas. Guerrero luego explayó este argumento en su editorial semanal en El Financiero:

“Para efectos prácticos, la Guardia Nacional ya forma parte de la Sedena. Dicha secretaría será la responsable, si bien nos va, de crear el cuerpo profesional, de corte militar, que necesitamos para hacer frente a la actual amenaza criminal, que también es de corte militar. Todavía estamos lejos de llegar a esa consolidación: por el inevitable choque entre soldados y elementos que proceden de la Policía Federal, por complicaciones jurídico-administrativas sobre la adscripción de los elementos y por simple falta de tiempo”.

Para Eduardo, lo más conveniente es dejar que la Guardia Nacional esté en la Sedena en el corto plazo con el objetivo de construir y consolidar esta policía, pero plantear su eventual tránsito hacia una corporación bajo mando civil: “Y con ello se evitará que, en el largo plazo, los mandos militares se volvieran adictos al poder y al presupuesto asociados a la Guardia Nacional”.

Han pasado cuatro años de este sexenio desde que se anunció la formación de la Guardia Nacional. De acuerdo con un oficio de esta institución, al comienzo de este año tenían 102 mil 312 efectivos. De ellos, 79 mil 76 (el 77%) en realidad eran soldados y marinos pertenecientes a la Sedena y la Secretaría de Marina, transferidos temporalmente a la nueva corporación policiaca. El resto, 23 mil 236 guardias (el 23%), no venían de las instituciones castrenses.

Para efectos prácticos, lo que hoy tenemos es una Guardia Nacional que depende de las Fuerzas Armadas en todos los sentidos.

Y uno diría, bueno, pues que así sea porque están produciendo buenos resultados. Desgraciadamente no es el caso.

Entramos, pues, al espinoso tema de para qué sirve, en realidad, la Guardia Nacional.

Fue Alejandro Hope, otro gran experto en seguridad, el que me alertó de la poca eficacia de este cuerpo policiaco. Con toda razón se quejaba que la corporación sólo sirve para hacer rondines en todas las ciudades del país, no para combatir la delincuencia.

Los datos son de pavor.

En un país donde se cometieron 35 mil 644 homicidios dolosos durante 2020, ¿cuántos presuntos homicidas cree usted que arrestó la Guardia Nacional ese año y los puso a disposición del Ministerio Público?

16.

Sí, solo dieciséis, el 0.04 por ciento.

Este dato lo publicó Tyler Mattiace, investigador de Human Rights Watch en México, en su cuenta de Twitter, donde presentó otros datos de los resultados de la Guardia Nacional en 2020:

Realizaron 33 arrestos por grafiti (el doble de por asesinatos) y también 33 de gente que se encontraba bebiendo alcohol en la vía pública. Donde sí se sirvieron con la cuchara grande fue en detenciones de migrantes indocumentados: ocho mil 143. Y sobresalieron al reportar 124 mil 85 operativos para que los conductores se pusieran el cinturón de seguridad.

Parece broma. Trágicamente, no lo es.

Estamos hablando de una policía esencialmente de tránsito y migración. Cuidan los caminos del país y detienen a los migrantes centroamericanos y caribeños para que no lleguen a la frontera con Estados Unidos, tal y como lo demanda el gobierno estadunidense al mexicano.

En una gráfica que presenta Mattiace en el tuit referido, también encuentro que la Guardia Nacional, en 2020, puso a disposición del Ministerio Público a cinco presuntos secuestradores y nueve extorsionadores. Absurdo.

Sí, es importante hablar de adónde tiene que quedar adscrita la Guardia Nacional, pero también de su escasísima efectividad.

Astillero

Blinken y el grito energético // Viaje previo a discurso de AMLO // México decreta LitioMx // Monreal acelera su deslinde

Julio Hernández López

La Jornada

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, vendrá en visita de trabajo a México pocos días antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador defina, en una concentración masiva y en el contexto de las celebraciones de la Independencia nacional, la postura nacionalista de su gobierno ante reclamos de Estados Unidos y Canadá en materia de energéticos, con el Tratado de Libre Comercio como delicado y litigable telón de fondo.

La visita de Blinken podría suceder el 11 o el 12 de septiembre próximo, según anunció ayer el canciller Marcelo Ebrard, quien hizo explicables esfuerzos declarativos para tratar de quitarle filo al viaje del diplomático estadunidense. Según el secretario de Relaciones Exteriores, su homólogo está invitado al Diálogo Económico de Alto Nivel ¡precisamente unos días antes del discurso de AMLO en la Plaza de la Constitución, el 16 de septiembre!, y se hablará de varios temas, ejem, incluyendo el energético y sus consecuencias en cuanto al T-MEC.

El propio presidente López Obrador ha desestimado las versiones de que México podría dejar dicho tratado comercial, pero ha alimentado una gran expectativa respecto a la respuesta que dará a Estados Unidos el día del desfile cívico-militar, posterior a la noche del Grito de Independencia. Al menos en términos retóricos se vaticina una contestación muy nacionalista.

En términos legales, por lo pronto, ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto presidencial que crea el organismo público descentralizado Litio para México, cuyo acrónimo para uso generalizado es LitioMx (https://bit.ly/3wmIGer). El consejo de administración será presidido por quien ocupe la Secretaría de Energía (actualmente, Rocío Nahle, quien espera ser candidata al gobierno de Veracruz).

El decreto presidencial avanza en la protección estratégica del litio, entre limitaciones legales, vigentes concesiones a extranjeros y una voracidad de Estados Unidos respecto a ese mineral del futuro. López Obrador ha dado pasos importantes en la defensa del interés nacional y, al menos en este terreno, la publicación del decreto enfrentará intereses externos ante un hecho legal consumado.

El canciller Ebrard no pudo especificar si habrá reunión de Blinken y su comitiva comercial con el presidente López Obrador. Es de suponerse que el tabasqueño estará concentrado en la redacción de su discurso del 16 y en la calibración de las circunstancias internas y externas del caso.

Ricardo Monreal no parece deseoso de ahorrarle argumentos a quienes lo ven inequívocamente en una ruta de salida de Morena y, en general, del movimiento obradorista. Ayer participó en la presentación de un libro de crítica al presidente de la República, invitado por la senadora panista Kenia López Rabadán (una de las principales voces adversas al político nacido en Tepetitán), con la participación de Joaquín López-Dóriga, un ejemplo relevante del tipo de periodismo que se repele en Palacio Nacional.

El libro en mención, El imperio de los otros datos, fue escrito por Luis Estrada Straffon, quien fue director de comunicación social de la Secretaría de Gobernación con Fernando Gómez-Mont, durante el lapso calderonista. En el texto y durante la presentación se reprobaron las prácticas de la conferencia mañanera de prensa del presidente López Obrador.

La ronda monrealista alejada de posturas de la 4T incluyó una serie de consideraciones positivas hacia Jesús Murillo Karam, aprehendido bajo acusación de haber sido el responsable de la fabricación de la verdad histórica: tengo una opinión positiva de él, como jurista y como abogado. Es un hombre serio y deseo que pueda aclararse todo. Además, el zacatecano señaló que México no merece una justicia selectiva, México no merece una justicia de guillotina.

El dato y la condena

Luis Linares Zapata

La Jornada

La oposición, y su férrea crítica aliada a la política de seguridad, se han dedicado a extenderle certificados de flagrante inoperancia. Las condenas han sido por demás sonoras y concurrentes. Han sido también cotidianas y abarcantes. La estrategia –dudan si la hay– se resume en la torpe consigna abrazos y no balazos que, cuando mucho, sostienen con sorna, aspira al ridículo. La base de sustentación de la gobernabilidad de un Estado recae, bien se sabe, en este factor que lo constituye como tal. La legitimidad, además de radicarse en el voto ciudadano, contiene una expresión básica de convivencia pacífica. Pero la postura opositora ha sido por demás desatada y echada para adelante, sin titubeo alguno, alegando el fracaso total de las pretensiones del gobierno. Las miles de muertes violentas, año con año, avalan sus apreciaciones. Pero no han atendido, y menos confiado, en los recientes informes, presentados con apertura y detalle, por los encargados de la seguridad. Se les descarta como prédica propagandística que tropieza, frontalmente, con la terca realidad, pero discordantes con sus sesudos dictados.

Nada o muy poco de lo que viene conformando esta visión reactiva es sorprendente. Así ha quedado plasmada respecto de todos y cada uno de los programas, supuestos o tesis gubernamentales. No hay acción o decisión originada en Palacio que haya sido exceptuada de tan activa repulsa. Ha de ser una tarea por demás ingrata de estos críticos, magnificar cada día el predicado terremoto oscuro, negativo y destructor que derruye a la nación. Punto por punto, la cotidianidad se presenta a la atenta o desprevenida mirada de los ciudadanos como un fantasmagórico caos. Y sus causantes son los mismos de siempre: el Presidente, sus caprichos, invenciones apasionadas seguido por sus empecinados seguidores. Una pandilla de alucinados que, ante todo lo construido con años de esfuerzo y talento, avientan torcidas consignas y peores alternativas o insulsos remedios ideologizados. Nada satisface o tiene, aunque sea, un recóndito hálito de eficacia. De esta dura, doctoral, rotunda manera, se ha ido levantado la crítica opositora. No han querido, los numerosos voceros de tal corriente, poner atención a lo que acontece ante muchos otros ojos ciudadanos. En concreto, los datos, ya bien estructurados, que revelan lo que viene sucediendo en la operación diaria de la lucha contra el crimen. Al final de este año el panorama será transparente y la credibilidad no aparcará en esos feroces críticos.

Hay que destacar dos ángulos complementarios: el número excesivamente alto de los homicidios dolosos que, día a día, mes con mes, vienen contabilizándose. Un horror, sin disculpa alguna o palabra que tienda a atenuarla. En medio de esa terrible circunstancia se inauguró el gobierno. Con esas cadenas inició sus trabajos con el ánimo de darle humana salida. En el último año de la administración pasada (Peña Nieto) se alcanzó –julio 2018– la terrible cifra de 3 mil 74 homicidios. Este fue el pico de la tragedia. A partir de ahí, se logró, por un tiempo, estabilizar su ocurrencia para iniciar el esperado y prometido descenso. Se llevan tres años y siete meses consecutivos de lentos, pero consistentes, descensos (con ciertos altibajos). Pero la tendencia es, decididamente, descendente. La estrategia diseñada desde un inicio está dando resultado. Esa es la conclusión central de la cuestión a debatir. Son los datos duros los que se deben tomar como base de toda comparación con otros tiempos. En especial entre 2006 y 2012, donde los llamados daños colaterales fueron inaceptables. De los mil 412 civiles fallecidos en 2011 se ha pasado a sólo 162 actualmente. Una cifra, sin embargo, alta y que ojalá desaparezca.

Para completar el cuadro de las críticas y los logros que se oyen y aprecian en estos días de despegue final, habrá que citar otros datos contundentes. Éstos respecto de lo que ocurre con el ingreso laboral per cápita y la inversión externa. En lo primero, después de la explicable caída entre 2019 y 2020, se ha ido recuperando y hasta superado lo sucedido con este ingreso, alejándose así de la pobreza. De un ingreso de 2 mil 455 pesos mensuales, en 2018, se ha pasado a 2 mil 881 pesos en 2022. Una muy pronunciada recuperación que abarca a toda la población. En cuanto a la inversión externa se captaron, durante este primer semestre de 22, la cantidad de 27.5 mil millones de dólares. Mucho más que los ocho semestres de años anteriores. Y eso a pesar de todas las alarmas que solicitan desalientos a tan apreciada inversión. En cuanto al porcentaje de la población con ingreso laboral por debajo del costo de la canasta básica, la mejora es reconocible. De 46 por ciento alcanzado a mediados de 2020 se ha descendido hasta alcanzar 38 por ciento. Una pronunciada caída que, se espera, siga en esa dirección por lo que falta del presente sexenio.

Twitter
Visit Us
Follow Me
You Tube
Instagram
Continue Reading
Publicidad
Presiona para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Lo más Visto

Copyright © 2021 Cauce Campeche. Diseñado por Sin Contexto.