Conoce más de nosotros

Columnas Escritas

El Postigo

Published

on

Twitter
Visit Us
Follow Me
You Tube
Instagram

Ambrosio Gutiérrez Pérez

“Los enemigos de Campeche…”… jijiji

Un día sí y el otro también, los “enemigos de Campeche, los que están en contra de todo y a favor de nada” (a quién le escuchamos las fracesitas, jijiji), invocan el apocalipsis y ya ven a galope tendido, por las tranquilas calles de los pueblos campechanos, no al quinto sino al vigésimo jinete que resume todo: hambre, guerra, miseria, abandono, traición, luchas intestinas, dolor, muerte y, faltaba más, gobierno fallido.

La catástrofe anunciada, el mal gobierno de Layda Sansores San Román y morena; el “fracaso” de la instauración de la Cuarta Transformación en Campeche, sin embargo, hoy no tienen más certeza que la tinta y el papel en algunos medios, las líneas ociosas en redes sociales y, eso sí, la maledicencia de un grupo todavía al servicio de ex gobernadores que quieren hacer su “río revuelto” para ganar lo más que se pueda.

 Sería inútil, una ociosidad de nuestra parte, tratar de hacerlos entrar en razón. O sea, recordarles que el gobierno de Layda Sansores empieza, que no hay recursos aún, que el desastre administrativo que dejó el gobierno anterior permanece en su mayoría; que las auditorías están en curso, que ya hay avances y pronto conoceremos cuántos ex funcionarios serán vinculados a proceso (aunque tienen derechos y seguro están haciendo uso de ellos); que poner orden en la administración pública llevará, al menos un año más, etcétera…

Ah bueno, que se dejará de destinar enormes recursos a publicidad y pago de medios y periodistas, que el gasto interno está siendo reducido, entre otras medidas cuyo sentido y camino apuntan hacia un régimen de austeridad republicana, como establece  y marca la Cuarta Transformación del presidente López Obrador.

¿Qué hace falta? Tiempo. ¿Se logrará? Es muy pronto para saberlo. Vaya, ni siquiera se tiene que hacer un análisis exhaustivo de nada, es simple sentido común.

El tema es que esos que trabajaron (¿o trabajan?) para los ex gobernadores priistas no quieren hacer uso del sentido común, no les interesa pese a lo evidente, porque se trata o de un trabajo remunerado o de una “estrategia” para lograr objetivos monetarios. En cualquier caso, se dirá, es muy su problema. Y sí, salvo que engañar o mal inducir a la opinión pública subraya su miseria humana o sus fines deleznables.

El caso del Profe Ostoa

Los mismos dieron vuelo a sus hilachas cuando, desde una cuenta falsa o troll con origen en Ciudad del Carmen, soltaron la “noticia” de que el profesor Aníbal Ostoa Ortega, secretario de Gobierno, había renunciado al cargo y, ya de paso, aventuraron cualquier cantidad de hipótesis y “certezas” en torno a la supuesta renuncia, desde las intrigas palaciegas hasta los “pleitos” y “enfrentamientos” entre los miembros del gabinete, “fuego amigo” dijeron, sin dejar de lado la “certeza” de que la maestra Marcela Muñoz, secretaria de Atención Ciudadana y Seguridad Pública, sería quien ocupara la silla del cuarto piso.

Sin esperar confirmación alguna, porque no la necesitaban para intrigar, los sesudos comentócratas “analizaron ad vomitum” las razones por las que el Profe Ostoa había dejado el cargo; razones y nombres para sucederlo no faltaron, así como el destino al infierno del gobierno de Layda Sansores. Jijiji.

Mientas lo regresaban al Senado y dejaban sin cargo al hoy senador Arturo Moo, el Profe presidía una reunión junto con la Gobernadora y la marcha del gobierno continuaba. Dicen sus cercanos que cuando leyó su renuncia, el Profe esbozó una gran sonrisa de satisfacción pues recordó la frase atribuida a Don Quijote: los perros ladran Sancho, cabalgamos.

En el gobierno estatal, mientras tanto,  seguro es que hay dificultades, las que se encontraron al llegar; las que no se han podido superar por la burocracia, por la falta de recursos; por la instauración de nuevas políticas, objetivos y estrategias, y seguirán habiendo, como parte del ejercicio diario de la administración pública y la resolución de problemas.

El Profe Ostoa es pieza clave en el gobierno de Layda Sansores San Román. Su experiencia política le da equilibrio a la administración y, ante todo, tiene su confianza absoluta pues juntos han transitado todos estos años de lucha desde la oposición. Incluso, a sabiendas de que la Gobernadora tiene la facultad constitucional de cambiar a quien quiera de su gabinete, los enterados saben que el Profe Ostoa sería el último, como fue el primero en llegar.

Los mecenas de los francotiradores se están equivocando con el Profe Ostoa, como ya se equivocaron con la Gobernadora al creer que abrirían las puertas a golpes y patadas. No se confunden, saben bien y por ello quieren hacer creer a la opinión pública que el bajo perfil del Profe es falta de confianza de la Gobernadora, que su discreción es falta de poder y que sus formas siempre amables es falta de carácter. Pues no.

Al contrario, la discreción, el bajo perfil y las formas siempre amables del Profe tienen que ver con su formación humanista, con su pertenencia a una izquierda moderada, con su convencimiento de que para atender primero a los pobres y más necesitados se tiene que acabar con las viejas prácticas corruptas y abusivas; con los desplantes de los antiguos funcionarios públicos que sólo lastimaban la dignidad del pueblo. Simplemente es un Secretario de Gobierno diferente. Eso sí, no cuquen al jaguar…

Abud es rector de la UAC; la imagen de Alito

Al ver al doctor José Alberto Abud Flores asumir como rector de la Universidad Autónoma de Campeche es imposible no recordar la foto célebre de Alito, en los tiempos en que por órdenes del gobernador Antonio González Curi tomó por asalto la UAC, junto con un grupo de porros, para echar al personaje que ahora regresa a la Rectoría.

Seguro la recordarán todos: agachado frente a la puerta de Rectoría, Alito manipula la cerradura con un desarmador para abrirla y sentar al entonces secretario general Rafael Martínez.  Golpe brutal a la autonomía universitaria, la historia la registra perfectamente: ahí están González Curi y Alito.

La llegada de Abud prendió focos de alerta entre algunos que, desde aquellos tiempos, todavía gozan de los frutos universitarios y se cobijan en sábanas impolutas.  Temblorosos, están redescubriendo en Abud las virtudes y la preparación académica que dejaron de ver por instrucciones de González Curi, y ejecución de Alito, para echarlo.

Sin embargo, el propio Rector ya dijo que no llega a cobrar venganzas, no lleva la espada desenvainada para cortar cabezas. Su proyecto es académico, acaso lo que González Curi y Alito le impidieron concluir.

Los comités de defensa de la 4T

La estrategia es clara y no se puede ver azul lo que es guinda. Morena, su dirigente nacional Mario Delgado, el dirigente estatal Erik Reyes, están sobre la ruta marcada para darle profundidad y vida al movimiento de regeneración nacional que creó el presidente Andrés Manuel López Obrador.  La creación de los comités de defensa de la Cuarta Transformación, a los que vino a tomarles protesta el dirigente morenista, no son otra cosa que la organización política del pueblo, es decir, el pueblo al que convocó López Obrador e hizo coincidir para llegar con su voto a la Presidencia de la República.

No ha sido, sin embargo, una tarea fácil. Llegar al momento culminante que se vivió este sábado requirió de un gran trabajo, primero de organización del partido; segundo, de organización de los propios comités municipio por municipio.

Erik Reyes, más allá de las diferencias naturales que encontró a su llegada como delegado especial y luego en funciones de presidente, ha sabido tejer para darle forma a un partido que, en efecto, se caracterizaba por conformarse de grupos (tribus le llamaban también) y que se daba a conocer por sus enfrentamientos.

No es exagerado decir que, por momentos, antes del triunfo de Layda Sansores San Román, morena como partido no era más que un cascaron y un catálogo de buenas intenciones; en verdad algunos ni siquiera consideraban el gran proyecto nacional del hoy Presidente y caían en enfrentamientos estériles que sólo acumulaba críticas y rechazo de los propios campechanos.

Hoy, con los comités de defensa de la 4T se articula, se ordena y se fortalece la lucha del pueblo militante en morena. Y, por supuesto, su primera gran tarea está en el nombre que recibieron: defensa. ¿Defensa de qué? De las insanas intenciones de sus opositores (léase PAN-PRI-PRD-muchos medios de comunicación y periodistas que perdieron sus privilegios-de empresarios, entre otros) que buscan inducir al pueblo, mediante el bombardeo diario en medios de comunicación y redes sociales, contra el propio presidente López Obrador y su proyecto de transformación nacional.

Quieren regresar al poder, quieren recuperar sus privilegios y, por tanto, despliegan enormes campañas contra López Obrador. Por ello los comités de defensa, por ello es válido y necesario organizar al pueblo para su propia defensa.

Rendijas

–Hemos dicho por aquí que el estilo del diputado Alejandro Gómez Cazarín, su forma carmelita de hablar, su formación desde y entre el pueblo, incluso su curtida piel de político pese a ser joven, han desatado cualquier cantidad de comentarios, bueno algunos, malos otros. No se acostumbran a su estilo y, desde ahí, surgen rumores y especies que desafían las fantasías de los creadores de Hollywood. Y al final, desde luego, no es culpa del diputado Cazarín, como es conocido, pues su papel como líder de la mayoría morenista en el Congreso estatal y presidente de la Junta de Coordinación Política ha sido efectiva.

–En medio de las carencias, de la negligencia y del abandono criminal en que dejaron el sector salud, la secretaria del ramo, la doctora Liliana Montejo, saca fuerzas de flaqueza, multiplica los panes, despliega relaciones y apresura gestiones para que los campechanos tengan la mejor atención posible.

Nadie ignora que es un sector muy sensible y que la atención de la salud está por encima de cualquier otra urgencia, así que la doctora Montejo y su equipo de trabajo no están esperando que los enfermos lleguen, están generando programas y campañas para llevar atención a todos los municipios, hasta las regiones más apartadas, porque es un objetivo preciso que ha dejado en claro la gobernador Sansores.

Esta semana que viene, la Secretaría de Salud hará un gran despliegue para llevar atención a todo el estado, una campaña intensa que incluye mucha calidez.

–Algunos comentócratas, quizás cansados de tocar puertas y buscar cómo llegar a donde habían llegado en sexenios pasados, han tomado cierta predilección por hacer referencias contra su servidor. Vaya, hasta dedicarme programas casi completos. Pues qué ociosidad! Baste saber que, efectivamente, aquí todos nos conocemos y cada quien tiene su lugar.

Twitter
Visit Us
Follow Me
You Tube
Instagram
Continue Reading
Publicidad
Presiona para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Lo más Visto

Copyright © 2021 Cauce Campeche. Diseñado por Sin Contexto.